viernes, 28 de agosto de 2009

El día que en Turdera nevó

Nota escrita el 9 de julio de 2007

Escribir estas líneas desde la ventana cubierta de nieve, parece una película digna de cualquier festejo de navidad de los Estados Unidos o de Europa. Ya son las 18 en esta pequeña localidad de algo más de un kilómetro cuadrado, y los copos no detienen su caída desde las 15 de este 9 de julio de 2007. La plaza General San Martín de Turdera, partido de Lomas de Zamora –a 20 kilómetros de la Capital Federal-, luce blanca –bien cubierta- y ya con algunos incipientes muñecos a los que sólo le falta la zanahoria.
El termómetro por esta zona llega a elevarse apenas una rayita sobre cero. Ya es nevada con techos llenos de polvo blanco y los autos ya no se distinguen por color sino por formato.
Nieva en Turdera y es noticia. Es la primera vez en toda su historia –se fundó en 1910- que ocurre un fenómeno de este tipo. “No se puede creer”, se escucha en cada vecino que a su manera inunda las calles de flashes y de pelotas de… nieve que ya forma una capa tan ¡gruesa como un dedo!
El último registro serio de nieve acumulada en Lomas de Zamora data de 1918, cuando la plaza Grigera frente al municipio se cubrió por completo un 22 de junio. Por ese tiempo este partido era aldea incipiente muy lejos de soñarse como conglomerado actual de más de 400 mil habitantes. Y casi 90 años después fue el turno de Turdera, la ciudad más chica del distrito.
Las calles bien nevadas, el pasto color blanco, las veredas brillosas y la nieve acumulada hacen creer que estamos mucho más al sur que los apenas 20 kilómetros que nos separan de la Capital Federal.
Los techos ya no son ni teja, ni membrana, ni cemento, ni chapa… sólo son nieve acumulada que hace frotar los ojos a los pobladores de Turdera que gastaron cientos de rollos y de baterías de celulares que dejarán para toda la vida una imagen inesperada … o esperada hace casi 90 años en Lomas de Zamora.
El espectáculo conmueve y se hace cuento de invierno europeo. Por un día vivir en Turdera pasó a ser un sueño del que no nos gustaría despertar, al menos ¡hasta que podamos concluir el muñeco de nieve!
Un 9 de julio de 2007 nevó en Turdera… yo lo pude ver y ¡se lo contaré a mis nietos!


Lic. Federico Guerra
Vecino de Turdera
Miembro del Instituto Histórico Municipal de Lomas de Zamora

No hay comentarios:

Publicar un comentario